Consejos valiosos para el gran día

EL día de tu boda, serás el centro de atención, por eso hay uno que otro detalle que necesitas saber, cosas que quizás por la emoción se te haya escapado o no lo consideraste importante, pero créeme, cualquier novia se alegrará de saberlo.

Uno de los aspectos más importantes, es proyectar la boda en base al presupuesto, y considerar mis consejos, para que no estés estresada, después de todo es razonable que quieras disfrutar al máximo tu celebración.

Organizándote desde el principio podrás tener todo controlado, y que mejor ayuda que delegar esas responsabilidades con un coordinador de bodas, un familiar de íntima confianza o con tu mejor amiga.

Sin embargo, muchas decisiones van a depender solo de ti y tu futuro esposo, por lo que siempre vas a estar involucrada, por ello, mira estos consejos.

Considera el clima

Presta atención de cómo estará la madre naturaleza para esa fecha, ya que por lo general las personas olvidan los días de lluvia y fuertes vientos, en especial si vas a realizar la boda en un espacio abierto.

Debes prevenir a tus invitados para que estén preparados para ese momento, también puedes facilitarles las cosas utilizando los toldos adecuados y algunos kits de repelentes.

Estima la formalidad del lugar

Debes tener en cuenta el lugar donde llevarás a cabo la celebración, considera el espacio del salón de acuerdo a la cantidad de invitados, personal del protocolo y el área para la sección de fotos.

Asegúrate que el lugar tenga espacio suficiente para estacionar los coches, a veces se olvidan de éste pequeño detalle que al final resulta ser un caos.

También es necesario garantizar la seguridad de cada uno de tus invitados, como si fueran un cerrajero profesional, así que fíjate que el lugar sea acorde, que cumpla con las medidas de seguridad.

Llena tu estomago

Sin importar todo lo que tú y tu futuro esposo estén haciendo, asegúrate que antes de la boda, deben tener algún alimento como fruta o algo muy ligero en el estomago, de no hacerlo fácilmente les podrá provocar nauseas, mareos e inclusive desmayos en pleno altar.

Por otra parte, tampoco es conveniente que comas en exceso por los nervios o el estrés, así que controla el aspecto de la comida, para evitar malas experiencias.

No olvides los zapatos

Si así como lo ves, los zapatos nuevos puede ser un dolor de cabeza para éste gran día, será toda una tortura disfrutar el momento con los pies llenos de ampollas, porque están muy apretados o muy flojos.

Así que preparas tus tacones con tiempo para no quedar descalza, también podrás reserva con la ayuda de algún familiar o la dama de honor tus sandalias o zapatos cómodos para la recepción, tus invitados comprenderán o no lo notarán.

Desconecta tu teléfono

A pesar de ser indispensable, para éste día será una completa distracción, lo más recomendado es tenerlo apagado y guardado, los familiares y amigos que puedan necesitar de ti estarán en tu recepción.

No lo necesitarás usarlo para tomar fotos, ya que tu fotógrafo usará su propia cámara, y tu novio está a tu lado. A sí que disfruta tú gran día y tu nueva vida, feliz luna de miel para los recién casados.