Cuando es necesario posponer una boda

La situación que estamos viviendo en la actualidad, debido al Covid-19 hace necesario que todos los eventos sociales, incluyendo las bodas, se tengan que posponer, esto porque las leyes prohíben las aglomeraciones, y en el caso de que se puedan realizar con un mínimo de personas, todos queremos que en este día tan importante estén todas las personas que amamos.

Además de todas las restricciones existe el caso de que algún familiar muy cercano de la pareja haya fallecido producto del virus, por lo que no se está de ánimos de celebrar por ello es que posponer la boda hasta una fecha en donde todas las condiciones estén dadas, es la mejor opción.

 

Lo importante es la seguridad de todos

Desafiar las leyes es posible, especialmente cuando las celebraciones son realizadas bajo autoridades no civiles; es decir, cuando se va a realizar una ceremonia de una religión o de otro tipo de costumbre, en donde quien ejerce casamentero no es un funcionario.

Pero la realidad es que llevar a cabo una boda civil es prácticamente imposible en estos tiempos, razón por la cual no hay que arriesgarse a ser multado, y es que es mucha irresponsabilidad no pensar en la seguridad de los otros, porque este virus no toma en cuenta que tu casa tenga buena seguridad física, de parte de cerrajeros profesionales, ya que el virus se cuela entre la gente.

Porque hay que tener en cuenta que cuando protegernos nuestras casas con seguridad profesional, no hacemos no solo pensando en la protección de nuestro bien, sino en la de nosotros y la de todos aquellos que utilizaran nuestras casas, por ello es que insistimos en que deben ser los cerrajeros, los mejores en seguridad, los que deben encargarse de proteger todos nuestros bienes.

 

Lo mejor es postergar la fecha por al menos un año

Si tomamos en consideración que todas las fechas de actividades deportivas, culturales y musicales, están siendo postergadas por lo mínimo 10 meses, entonces es algo que también deberías considerar, porque la realidad es que no se sabe cuando todo va a volver a la normalidad.

Por ello una fecha prudente para posponer la boda es un año, así que si ya has repartido invitaciones, entonces puedes enviar correos electrónicos notificando a tus invitados sobre la cancelación del evento y notificando la nueva fecha.

También es importante que evalúes con tu planificador sobre la disponibilidad de estas fechas, y teniendo en cuenta que es muy importante garantizar el sitio, que es quizás lo más difícil  de conseguir, así como la banda musical, el servicio del banquete y otros servicios que son necesarios apartar con anticipación para la realización de una boda.

 

No lo veas como el fin del mundo

Hay situaciones sobre las cuales no tenemos el control, y esta pandemia es un ejemplo de ello, sabemos que has tenido mucho tiempo planificando tu boda, y todo estaba listo para realizarla en esta temporada, pero hay que pensar que lo importante es que estamos bien, sanos, ya después habrá tiempo para planificar tu boda soñada.