Las tantas películas de bodas

Si algo podemos decir con mucha seguridad, es que las películas de bodas son famosas y populares en todas partes del mundo. Si, en verdad no sabemos bien cuál es la obsesión del sine con este acontecimiento, pero le han dedicado ya unos cuantos filmes.

Lo más curioso de las películas de bodas es que siempre muestran ese lado caótico de la situación, siempre hacen del evento un chiste, algo trágico, algo de locos, y la verdad es que, aunque exagerado, no deja de ser verdad.

Ninguna boda es como la de cines, pero si es cierto que una novia, ene l proceso va experimentando una serie de cosas que van marcando su vida; la boda es una anécdota más que se cuenta a nuestros hijos y nietos.

Hollywood, en especial, es muy bueno haciéndonos reír con los disparates que ocurren en una boda y ya han tocado el tema desde todos los lados habidos y por haber. Hemos visto películas de despedidas de soltera, de despedidas de solteros, de guerras de novias, de infidelidad, de la búsqueda del amor verdadero.

Hemos visto como dejan al novio plantado, como dejan a la novia plantada, como se casan felices, como se intercambian las parejas y una serie muy larga de eventos que no son típicos de la realidad pero que nos hacen reír.

La verdad es que estas películas de boda, más que dar un mensaje negativo de ese día, nos hace pensar que por más que pasemos por dificultades, siempre hay alguien que se la está pasando peor  y eso siempre es reconfortante.