Recomendaciones para ofrecer el mejor menú en tu boda

El menú en una boda es una de las tareas más arduas para cualquier organización o empresa que se encargue de crear el matrimonio perfecto, inicialmente, los novios deben dedicarse a seleccionar el tipo de alimentos que desean ofrecer a los invitados. 

Asimismo, la empresa se encarga de recabar toda la información posible, a través de los novios, el trabajo de estos organizadores es similar al de un cerrajero profesional, es necesario conocer hasta el más mínimo detalle antes de presentar alguna propuesta. 

Cabe destacar que los tiempos han cambiado y con ello los requerimientos en las bodas cada día son más exigentes, el trabajo suele ser un poco más complejo pero igual de dinámico y divertido. 

Son muchos los puntos a tener en cuenta, los ingredientes de cada plato, ya que hay menú tanto para personas alérgicas al gluten, como los veganos y hasta algunas tendencias religiosas evitan el consumo de algunos alimentos en los eventos religiosos. 

De igual forma existen nuevas tendencias como los banquetes tipo buffet o algunas estrategias culinarias que requieren de menos platos, el precio, es algo que muchas veces puede preocupar a los novios, sin embargo, hay muchas opciones para lograr obtener un menú de calidad y que tanto los novios como invitados queden perfectamente complacidos. 

Diferentes opciones de bebidas

 

La mayoría de personas desea casarse en época de primavera o verano, durante estas fechas, la temperatura suele estar un poco alta y los invitados solo querrán bebidas refrescantes, para ello se necesitan mínimo tres bebidas diferentes, la cerveza, el vino y los refrescos.

De igual forma, pueden incluir bebidas como los smoothies, jugos naturales, té frío, se pueden crear cocteles increibles sin tener que agregar alcohol, también pueden incluir diferentes tipos de vinos y el champán que seguramente no faltará. 

Primer plato 

 

En las bodas actuales muchos de los organizadores deben enfocarse en incorporar entre sus ingredientes aquellos que no produzcan reacciones alérgicas en sus comensales o al menos advertirles en el menú cada ingrediente. 

Por ejemplo para las bodas de otoño y de invierno suelen incorporar de primer plato sopas o cremas calientes de verduras ante de dar entrada al menú principal, que puede estar compuesto por mariscos entre otros ingredientes. 

Si la boda es en verano, el menú será un poco más frío, es decir cremas o sopas frías y ensaladas como platos principales, tartas de atún o de salmón, las opciones para verano son mucho más versátiles. 

Segundo y tercer plato 

 

Aunque en algunas bodas los platos principales no son tan destacados debido a la cantidad de bufette de la que disponen actualmente, sí es importante destacar, ya que está compuesto principalmente por alimentos cárnicos. 

Además deben tener opciones veganas o vegetarianas, esta es una tendencia muy activa en los últimos años y también se debe incorporar en cada menú, además de las salsas y los contornos sorpresa. 

En fin, el menú es un tema imprescindible en cualquier ceremonia, así como los postres o dulces, que en este caso, las opciones son infinitas,  desde pequeños postres, tortas o helados, así como cupcakes, golosinas o macarons, estas pueden estar disponibles para todos los invitados.